El acuerdo entre AENOR y Villafañe & Asociados que ha dado origen a la certificación en buen gobierno de las empresas cotizadas constituye un auténtico círculo virtuoso al integrar a la empresa líder en la evaluación del cumplimiento y a la consultora pionera en el análisis y la gestión de la reputación corporativa en Iberoamérica. El resultado ha sido el Índice de Buen Gobierno Corporativo (IBGC) que certificará rigurosamente la calidad de la gobernanza de las cotizadas con tres calificaciones: G, G+ y G++ (G doble plus es la máxima).

La certificación del IBCG de AENOR es un modelo empírico de evaluación y mejora del gobierno corporativo que, a partir de la normativa legal española, europea y de las últimas modificaciones del código de buen gobierno de la CNMV, permite cuantificar con métricas estandarizadas en base 1000, el grado de cumplimiento de: 9 variables, 41 indicadores y 170 criterios de evaluación con cuatro niveles de cumplimiento, comprendidos en la certificación, e identificar las acciones de mejora de la gobernanza de una compañía y el impacto que tendría la implementación de cada una de dichas mejoras en el gobierno de esa empresa.

La metodología del IBGC de AENOR es la evolución del Índice Reputacional de Buen Gobierno, metodología con la que Villafañe & Asociados, ha venido evaluando, también empíricamente, la gobernanza de las cotizadas españolas que lo solicitaron, y que fue formalizada hace años mediante una metodología científica en el seno de mi cátedra en la Universidad Complutense.

Justo Villafañe

Catedrático de Reputación Corporativa en la UCM

Presidente de Villafañe & Asociado

Artículos relacionados