storytelling_brandjournalism

Por Beatriz Carbajo

Edmund Burke utilizó la expresión ‘Cuarto Poder’ para referirse al papel de los medios de comunicación en los Estados de Derecho. Los medios contribuyen a la estabilidad del sistema, ya que velan por los derechos y libertades de los ciudadanos mediante el derecho a la información.

Las empresas tienen como objetivo transmitir una buena imagen hacia la opinión pública y los medios de comunicación han sido el vehículo de transmisión tradicional. Por otra parte,  la recesión de los últimos años y el proceso de concentración de poder de los medios han provocado críticas respecto a su independencia y credibilidad.

Un cambio de paradigma en la relación entre empresas y medios de comunicación

Las redes sociales están permitiendo a los stakeholders (clientes, trabajadores, inversores, etc.) dejar de ser receptores pasivos de los mensajes de las compañías para convertirse en interlocutores activos. Así se incrementa la exigencia de transparencia, responsabilidad e integridad de las empresas.

Como consecuencia, las compañías tienen la posibilidad de poner a disposición de su público clave contenidos valiosos sin intermediarios y construyendo una buena reputación.

¿Cómo construir una buena reputación a través de nuestra comunicación online?

No se puede construir una buena reputación sin apoyarse en la realidad, por lo que el relato de historias debe surgir de las experiencias reales de los grupos de interés con las diferentes actividades de la empresa.

Tampoco se trabaja únicamente con contenidos útiles o sorprendentes vinculados a la oferta comercial de la marca. Se abordan historias que transmiten los valores de la compañía en otras dimensiones: integridad, innovación, liderazgo, ciudadanía o trabajo.

Crear historias basadas en datos, equilibradas, bien escritas, oportunas y convincentes ayuda a que la marca consiga tanta reputación y credibilidad como un medio convencional. Pueden ser los mejores prescriptores de determinados asuntos de mucho interés para las audiencias, lo que genera un gran valor.

Con el brand journalism (o periodismo de marca), las marcas se introducen en la vida diaria de sus diferentes grupos de interés tratando aquellos temas que les son comunes con el objetivo de convertirse en fuente primaria de información para sus diferentes públicos y conseguir así la ansiada reputación basada en el reconocimiento a través de la comunicación eficaz de una realidad positiva.

Como conclusión, el cambio de paradigma en la relación entre los medios de comunicación y las empresas ha abierto la posibilidad de que las marcas construyan su propia reputación sin tener a los medios como intermediarios. Y una de las mejores formas es contando historias reales que vinculen a su público con valores emocionales positivos que refuercen su imagen de marca.

 

Artículos relacionados