Las demandas sociales y la globalización son algunos de los nuevos condicionantes del liderazgo empresarial

Axel Dávila

El pasado 22 de febrero, se celebró el Venezuela Live Aid, un concierto para recaudar fondos de ayuda humanitaria para Venezuela. El evento será recordado, desde una lectura reputacional, por  haber certificado de nuevo la irrupción significativa de un liderazgo empresarial más multidisciplinar y global. Dicho de otro modo: hay líderes que consolidan su reputación más allá de su propio negocio y del ámbito geográfico en el que operan.

En este contexto, uno de los CEOs que mejor ha evidenciado esta nueva tendencia es Richard Branson, dueño y CEO de la empresa Virgin, y organizador del concierto benéfico en Cúcuta, Colombia. Branson es una figura reconocida por la clara vocación social que envuelve su gestión y por su capacidad de emprendimiento e innovación.

El magnate inglés —que aquel día tenía previsto presenciar el lanzamiento al espacio de su empresa Virgin Galactic— decidió abanderar una causa que va más allá de sus fronteras y la de sus empresas. La implicación de Branson se vio reflejada tanto en su discurso como en sus acciones.

Esta no es la primera vez que Branson se involucra en acciones que transcienden el ámbito local y buscan causar un impacto positivo en el entorno. Prueba de ello, es que la misma semana del Venezuela Live Aid —Virgin Orbit empresa de Branson— lanzó junto a OneWeb, seis satélites al espacio para universalizar el acceso a internet y ayudar así a reducir la brecha de 4 millones de personas sin conexión a la red [1].

El carisma y la capacidad de inspirar son los atributos de liderazgo que más fuerza han cobrado en los últimos años, según Prolider

Actuaciones como la de Branson, avalan la idea de que a mayor implicación social (por ejemplo, con la pobreza, el cambio climático o la inmigración)  mayor es la probabilidad de que el líder sea reconocido.

Obtener unos buenos resultados financieros ya no es el único objetivo primordial de los líderes. El carisma y la capacidad de inspirar son, según Prolider, los atributos de liderazgo que más fuerza han cobrado en los últimos años. En esa línea se ubican también las principales conclusiones de Edelman Trust Barometer 2019, que señala que el 71% de los encuestados consideran critico que los CEOs respondan ante retos y tiempos complicados como pueden ser: eventos políticos,temas del sector o industria, crisis nacionales y problemas asociados a los empleados.

Las causas sociales en la era de la globalización parecen estar configurando un nuevo vínculo, más estrecho, entre sociedad y empresa; estando ésta última, llamada a formar parte de los cambios sociales. Esta realidad puede ayudar a entender por qué empezamos a observar nuevos líderes, como Branson, que proyectan su estrategia más allá de sus parcelas de negocio y de sus fronteras geográficas


[1] https://www.virgin.com/richard-branson/watching-oneweb-launch-first-satellites-space

Artículos relacionados