ley transparencia

Recientemente, la organización no gubernamental Transparencia Internacional ha publicado el primer estudio sobre la aplicación de la Ley de Transparencia 19/2013 en las grandes empresas en España y los resultados no son muy optimistas.

Pese a que el Compliance, la Transparencia y el Buen Gobierno son los grandes trending topic del año en cuanto a gestión de la responsabilidad social corporativa y a reputación, las grandes compañías parecen seguir sin comprometerse excesivamente por mejorar la transparencia y el gobierno corporativo. Al contrario, la mayoría de organizaciones denotan una actitud reactiva y se limitan a “cumplir” con los mínimos que recomiendan los reguladores y a  “explicar” los porqués en caso de incumplimiento.

El estudio analiza a las 35 compañías del Ibex y a otras 32 empresas cotizadas de sectores clave como el sanitario, el farmacéutico, el de construcción e infraestructuras o el energético. Según sus conclusiones,  en 2016, de las 19 empresas  que estaban  obligadas a cumplir con la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, sólo una cumplió con la normativa. Otra empresa, que no estaba obligada,  lo hizo de manera voluntaria.

La Ley de Transparencia obliga a las compañías que hayan recibido más de 100.000 euros en concepto de ayudas o subvenciones públicas a publicar en sus respectivas páginas web información de tipo institucional, organizativa y de planificación, así como datos económicos y presupuestarios.

También deben cumplir esta normativa aquellas empresas que hayan recibido ayudas o subvenciones públicas que supongan al menos el 40 % de sus ingresos totales anuales, siempre que alcancen la cantidad mínima de 5.000 euros.

Si bien la aprobación de la ley en diciembre de 2013 tuvo mucho eco mediático y muchos expertos consideraron que era una norma referente para incrementar la transparencia en la contratación pública y el sector privado, los datos demuestran que, a día de hoy, todavía no ha tenido suficiente calado en las compañías.

Es cierto que el hecho de que la norma sea excesivamente ambigua y presente lagunas importantes (como no contemplar medidas concretas en caso de incumplimiento por parte de las empresas), además de que el Real  Decreto que desarrolla y concretaría la aplicación de la ley no se haya aprobado después de tres años, tampoco ha favorecido que las organizaciones puedan adherirse al cumplimiento de la norma y sigan sus directrices.

Sin embargo, en este escenario no todo son sombras. También supone una oportunidad para que las empresas puedan abanderar buenas prácticas y destacar en sus respectivos sectores, demostrando que están comprometidas con realizar una comunicación transparente y clara con sus grupos de interés. Tan solo se trata de hacer un ejercicio de rendición de cuentas e informar sobre los aspectos que recoge la ley.

Su cumplimiento, sin duda, es un ejercicio que sirve para destacar frente al resto de empresas, y además, ayuda a generar mayor confianza entre los stakeholders, además de reforzar la reputación.

Con este último objetivo, os presentamos una Guía en la que resumimos los puntos clave que debe reportar una empresa privada afectada por la ley con el fin de  facilitar su cumplimiento y animar a que se fomente la transparencia.

 

GUÍA PARA EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY  DE TRANSPARENCIA 19/2013 PARA LAS EMPRESAS

Un resumen de los puntos clave para su reporte

¿Qué sujetos deben cumplir con la Ley?

 

Cuatro grandes grupos: 
1.Administración Pública

Administración Estatal, Autonómica y Local.

Organismos Públicos y Agencias Estatales.

Entidades Públicas de Régimen específico.

Otras instituciones públicas.

 

2. Entidades privadas:

Entidades privadas que durante 1 año perciban ayudas o subvenciones públicas de más de 100.000€. O que al menos el 40% del total de sus ingresos anuales tengan carácter de ayuda o subvención pública, siempre que alcancen como mín. 5.000€.

 

3. Organizaciones privadas nominativas:

Partidos políticos.

Organizaciones sindicales.

Organizaciones empresariales.

 

4. Personas físicas y jurídicas:

Personas físicas y jurídicas distintas de las anteriores que presten servicios públicos o ejerzan potestades administrativas.

Adjudicatarios de contratos del sector público en los términos previstos en dichos contratos.

 

¿Qué información debe publicar una Entidad Privada?

Información institucional, organizativa y de planificación

Información sobre las funciones que desarrollan.

La normativa que les sea de aplicación

La estructura organizativa: organigrama actualizado con todos los responsables de los diferentes órganos, junto con su perfil y trayectoria profesional.

 

Información económica, presupuestaria y estadística: contratos, convenios, subvenciones y ayudas públicas

Sobre CONTRATOS:

Objeto del contrato.

Duración.

Importe de la licitación y de la adjudicación.

Procedimiento utilizado para su celebración.

Instrumentos a través de los que, en su caso, se ha publicitado el número de licitadores participantes en el procedimiento y la identidad del adjudicatario.

Modificaciones del contrato.

Decisiones de desistimiento y de renuncia de los contratos.

Datos estadísticos sobre el porcentaje en volumen presupuestario de contratos adjudicados a través de cada uno de los procedimientos previstos en la legislación de contratos del sector público.

Sobre CONVENIOS

             Relación de convenios suscritos:

Mención de las partes firmantes.

Objeto del convenio.

Plazo de duración.

Modificaciones realizadas.

Prestaciones a realizar.

Obligaciones económicas.

 Y de encomiendas de gestión suscritas:

Objeto

Presupuesto

Duración.

Obligaciones económicas.

Subcontrataciones con mención de los adjudicatarios.

Procedimiento seguido para la adjudicación.

Importe de la adjudicación.

Sobre Subvenciones y ayudas públicas concedidas

Importe

Objetivo o finalidad.

Beneficiarios

 

Y …la información deberá publicarse en:

Las sedes electrónicas o páginas web de manera clara, estructurada, comprensible y preferiblemente en formatos reutilizables (excel, csv o word).

* Toda la información deberá ser comprensible, de acceso fácil y  gratuito y se adaptará a las necesidades de personas con discapacidad para que puedan acceder a ella en los medios y formatos más adecuados.

Miren Díaz

Miren Díaz

Especialista en: consultoría estratégica// RSC y gobierno corporativo// medición y monitorización de intangibles// comunicación interna y externa// ofrecer un enfoque integrado en el proyecto// mejorar el reconocimiento corporativo// gestión y relación con stakeholders// reputación corporativa//

Lo que hace que yo sea yo: apasionada de los sabores de la cocina//vivo viajando y observando // una sonrisa // cada canción descubre //  aprendizaje + aprendizaje // aprecio lo diferente de una fotografía// en grupo sumamos // los detalles marcan la diferencia// storydoing

Artículos relacionados