Representantes de varias ONG’s debaten cómo gestionar el talento en el cambiante sector de la economía social

Leyre Hermana

Gestionar el talento es una acción primordial que debe desarrollar una organización si aspira a ser reconocida. El tercer sector, integrado por organizaciones que trabajan con fines sociales, no es una excepción; tal y como argumentaron el pasado martes 15 de enero varios representantes de ONG’s en una mesa redonda organizada por ESADE en Madrid.

Una de las primeras conclusiones que se señalaron es que la atracción y gestión del talento debe evolucionar a la misma velocidad que lo hace el tercer sector. Fernando Mudarra, director general de Ayuda en Acción, afirmó que las organizaciones están “buscando nuevos perfiles que anteriormente no se identificaban debido a la complejidad de nuestro entorno y a los cambios sociales registrados”. En esa misma línea se posiciona Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas, que dijo que “cuando buscamos una persona tenemos que tener muy claras las necesidades de la organización. Para ello tenemos que hacer un análisis de la realidad cambiante y de los perfiles profesionales dinámicos que ésta demanda”.

Una vez identificado el perfil de talento que las organizaciones pretenden incorporar, según los conferenciantes, hay que ejecutar un plan de employer branding.  En ese sentido, el exdirector general de la fundación Adsis, Juan Carlos Melgar, reconoce que “esa labor se está volviendo cada vez más difícil para las organizaciones ya que hoy son las personas las que eligen a las empresas y no al revés”.

¿Cuál es la fórmula para que las organizaciones del tercer sector atraigan talento? Natalia Peiro (Cáritas) afirmó que la clave está en potenciar “nuestra comunicación y presencia pública”. Por otro lado, Fernando Mudarra (Ayuda en Acción) reconoce que el tercer sector debe dedicar mayores esfuerzos en esa dirección ya que, en su opinión, “para el tercer sector es más complicada la tarea, ya que sus organizaciones son a priori menos competitivas para atraer talento, en comparación a empresas que tienen mayores capacidades de ofrecer mejores estímulos materiales”. Mudarra aseguró que una vía interesante de atracción de talento es “ofrecer un proyecto estimulante e innovador, de ambientes laborales flexibles y de acompañamiento a los trabajadores”.

Las organizaciones del tercer sector coinciden en que un plan de gestión y atracción del talento ad hoc, capaz de responder a las tendencias laborales, es determinante para mejorar su reputación.

Artículos relacionados