¿Existe el líder perfecto? ¿Cuáles son los atributos clave para un líder?

Javier Rios, jefe de Métricas

El liderazgo de un CEO o un Presidente es un factor determinante en la reputación de una empresa, y viceversa. Ambas partes están llamadas a alcanzar una estrategia de reputación alineada, asentada en unos mismos principios corporativos. Para poder desarrollar una adecuada gestión de esta correspondencia reputacional, es esencial comparar la reputación actual del CEO con la aspiracional o necesaria, comprobar los valores reputacionales que más contribuyen a la reputación de la compañía y, sobre ello, determinar una estrategia a corto, medio y largo plazo.

Generalmente, se identifica una sincronía entre la reputación de los líderes y de sus compañías. Si una empresa, por ejemplo, sufre una grave crisis reputacional, difícilmente la reputación del líder se verá indemne, y al contrario. Un claro ejemplo de esta transferencia reputacional compañía-líder, se observa en el Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (MERCO): del Top10 de empresas más reputadas en España, siete ejecutivos aparecen también dentro del Top10 de líderes con mejor reputación.

Esta es sólo una muestra de que el CEO es, como define la expresidenta de Dircom, Montserrat Tarrés, “el emblema de la empresa y el buque insignia que muestra y representa la filosofía de su compañía”. Tarrés señaló en el II Foro de Comunicación Empresarial, organizado por CEOE y, Dircom el 9 de mayo de 2018, que “generar confianza y trabajar la reputación de nuestras organizaciones es algo estratégico para las compañías”.

¿Cuáles son las características que debe tener el buen líder?

Para esta cuestión no existe una simple respuesta, ya que el liderazgo puede adoptar diversos estilos, distintas formas y una configuración de variables dispares. Líderes como Juan Roig, Amancio Ortega o Isidro Fainé, poseen distintos estilos de liderazgo y, sin embargo, han logrado objetivos de reputación similares: ubicar a sus empresas en la cúspide de su sector, y servir de ejemplo a seguir en crecimiento, innovación, ética, responsabilidad social y gestión del talento.

Recogiendo de nuevo la importancia de atributos de liderazgo que desde VILLAFAÑE & ASOCIADOS CONSULTORES preguntamos a nuestro panel de personas altamente informadas desde hace quince años, vemos cuáles son los atributos más importancias para la reputación de los líderes.

Importancia de atributos de Liderazgo, PROLIDER 2018

Visión estratégica destaca como atributo más relevante  y se mantiene inalterable a lo largo del tiempo. Esto conlleva implementar la hoja de ruta, prever las consecuencias en el futuro, realizar una adecuada planificación de la estrategia empresarial, y minimizar los riesgos. Los CEO tienen una aptitud especial para comprender los mercados en que operan y desarrollan la capacidad de ver oportunidades en su sector.

No obstante, lo más destacado del ranking de atributos de liderazgo de Prolider, es la importancia de atributos no asociados a la gestión como son: liderazgo inspirador, impulsor ético e íntegro, conducta empresarial ejemplar y generador de confianza. Estos atributos soft son demandados en un líder empresarial, ya que los líderes inspiradores usan sus fortalezas para estimular a los individuos y equipos a asumir misiones valientes, y responsabilizarlos de los resultados. Además, son coherentes entre lo que dicen y lo que hacen, actúan de forma ética y transparente, y ejemplifican las cualidades que quieren que los demás tengan, obteniendo el respeto de quienes los rodean.

¿Cómo será el líder del futuro?

Una de las tendencias comentadas en los foros del sector de comunicación y en las investigaciones realizadas, es que el CEO del futuro tendrá un liderazgo más humano y colaborativo, transparente, ejemplar, con capacidad de aptarse a los cambios, más implicados con sus trabajadores y con mayor visibilidad, atributos siempre alineados con el propósito, misión y valores de la compañía que dirigen.

No sabemos cómo será el líder del futuro, pero lo que sí sabemos es que los líderes van a tener que evolucionar en línea con la sociedad y en línea con las demandas del entorno empresarial y de los grupos de interés en general. Contar, por tanto, con referencias que nos ayuden a entender esas demandas será clave para anticipar el liderazgo más idóneo para los objetivos propios de cada organización.

Artículos relacionados